Se ordenó a los residentes que se refugiaran en las Islas Turcas y Caicos el martes mientras el huracán Fiona, cada vez más poderoso, avanzaba hacia el archipiélago caribeño, dejando muerte y destrucción en Puerto Rico y República Dominicana.

El fortalecimiento de la tormenta de categoría 2, pronosticado para convertirse en un evento de categoría 3 el martes por la tarde con vientos superiores a 111 mph (178 kmh), estaba en camino de pasar cerca del extremo este de las Islas Turcas y Caicos el martes por la noche, antes de dirigirse al sur de las Bahamas. .

Tras provocar un apagón total, matar al menos a dos personas y provocar inundaciones catastróficas en Puerto Rico, seguidas de lluvias torrenciales y fuertes vientos en la República Dominicana, Fiona ganó energía mientras avanzaba hacia el norte a través de las cálidas aguas del Caribe el lunes. Estaba en camino de convertirse en el primer «gran huracán» de la temporada 2022 si se convierte en una tormenta de categoría 3, según el Centro Nacional de Huracanes.

En las Islas Turcas y Caicos, un Territorio Británico de Ultramar con 40 islas coralinas bajas y una población de alrededor de 40,000 habitantes que se encuentra a unas 700 millas al sureste de Florida, el Centro Nacional de Operaciones de Emergencia (NEOC, por sus siglas en inglés) del gobierno les dijo a los residentes de tres islas del este que se refugiaran en su lugar, y ordenó el cierre de negocios.

«Todas las personas deben permanecer en el interior de su residencia, lugar de seguridad o donde busquen refugio hasta que el NEOC emita NACIONAL TODO CLARO», dijo la agencia a los residentes de Grand Turk, South Caicos y Salt Cay. Los residentes se abastecían de alimentos y agua mientras se preparaban los refugios. Los gobiernos extranjeros emitieron alertas de viaje para las islas, un popular destino turístico.

Te puede interesar  Nepal en un nuevo conflicto político cuando el presidente se niega a firmar la ley de ciudadanía

Se estaban realizando preparativos similares en el este de las Bahamas. Fiona está en camino de llegar al este de las Bahamas el miércoles, cuando podría haber alcanzado una fuerza de categoría 4.

En Puerto Rico, un territorio de los Estados Unidos, los residentes todavía enfrentaban fuertes vientos, relámpagos frecuentes y fuertes lluvias el lunes.

Fiona tocó tierra en Puerto Rico el domingo por la tarde, arrojando hasta 30 pulgadas (76,2 cm) de lluvia en algunas áreas, con al menos dos personas muertas.

La tormenta se produce cinco años después de que Puerto Rico fuera devastado por el huracán María, que provocó el peor apagón en la historia de Estados Unidos y mató a 3.000 personas.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, habló este lunes con el gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierluisi, y prometió aumentar el personal de apoyo enviado a la isla en los próximos días.

La administradora de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), Deanne Criswell, viajará allí el martes.

Casi el 90% de Puerto Rico permaneció sin electricidad el lunes, según Poweroutage.us. Las autoridades dijeron que tomaría días reconectar toda la isla de 3,3 millones de personas.

La red eléctrica de Puerto Rico es frágil a pesar de las reparaciones de emergencia después de María, según el Centro para una Nueva Economía, un centro de estudios puertorriqueño.

María, una tormenta de categoría 5 en 2017, dejó a 1,5 millones de clientes sin electricidad y dejó fuera de servicio el 80% de las líneas eléctricas. Miles de puertorriqueños todavía viven bajo techos de lona improvisados.

Te puede interesar  Irán dice que está listo para la cooperación nuclear, pero amenaza a Israel con drones

Fiona tocó tierra en República Dominicana cerca de Boca Yuma a las 3:30 am hora local del lunes, según el NHC. El centro de la tormenta llegó a la costa norte de Hispaniola antes del mediodía.

Es el primer huracán que golpea directamente a República Dominicana desde que Jeanne dejó graves daños en el este del país en 2004.