Un hombre derribó dos bustos romanos antiguos en los Museos Vaticanos el miércoles, causando daños moderados antes de ser detenido por el personal y arrestado, dijo una fuente del museo.

La fuente, que habló bajo condición de anonimato porque no estaba autorizada a hablar sobre una investigación en curso, dijo que el hombre tenía unos 50 años y se había «comportado de manera extraña».

Derribó dos bustos de sus pedestales en la sala Chiaramonti del museo, que alberga más de 1.000 piezas y es una de las colecciones más importantes de bustos de retratos romanos.

El personal del museo inmovilizó al hombre y la policía del Vaticano llegó unos minutos después para arrestarlo.

Los dos bustos sufrieron daños, pero no graves, dijo la fuente, y agregó que ya habían sido llevados al laboratorio de restauración de los museos para su reparación.

Las fotografías tomadas por los visitantes y publicadas en las redes sociales mostraban los dos bustos rotos tirados en el piso de mármol.

Después de tener que cerrar o reducir el horario de apertura durante años de restricciones por el COVID, los museos ahora están recibiendo turistas en masa. Los museos recibieron unos seis millones de visitantes un año antes de la pandemia.

El asalto más notorio a las obras de arte en el Vaticano fue en 1972 cuando un hombre húngaro saltó sobre un altar lateral en la Basílica de San Pedro y atacó la Piedad de Miguel Ángel con un mazo. Le quitó el brazo izquierdo a la Virgen y le cortó la nariz y el velo.

Esa obra maestra del Renacimiento ahora está detrás de un vidrio a prueba de balas.