Dos mineros surcoreanos que quedaron atrapados bajo tierra tras el colapso de una mina sobrevivieron con café instantáneo en polvo durante nueve días, según las autoridades locales.

Los dos hombres quedaron atrapados bajo tierra después de que una parte de la mina de zinc en la que estaban trabajando se derrumbara en el condado nororiental de Bonghwa. Habían estado atrapados a unos 190 metros (620 pies) bajo tierra desde el 26 de octubre.

Los dos hombres, de 62 y 56 años, se mantuvieron calientes encendiendo un fuego y haciendo una carpa de plástico. Los dos bebieron del agua que caía del techo del pozo.

Fueron rescatados el 4 de noviembre, más de nueve días después de ocurrido el incidente. Ambos pudieron caminar y fueron trasladados de urgencia a un hospital local.

Los rescatistas tuvieron que perforar un agujero para localizar a los mineros. También insertaron una pequeña cámara en la mina para localizarlos. Finalmente, los encontraron sentados hombro con hombro para mantenerse calientes en una cámara espaciosa donde se encuentran los pozos mineros, según un informe de la BBC.

«Tenían una mezcla de café instantáneo en polvo con ellos, y me dijeron que lo tenían como comida», dijo Lim Yoon-sook, un oficial del departamento de bomberos. «También me han dicho que aguantaron bebiendo el agua que caía dentro del pozo», agregó.

El presidente Yoon Suk Yeol calificó su rescate como «milagroso» y «conmovedor». Una declaración de él en Facebook decía: «Gracias y gracias nuevamente por regresar a salvo de la encrucijada de la vida y la muerte».

Los dos hombres se encuentran en condición estable. Park Jeong-ha, el hijo de uno de los mineros rescatados, le dijo a ABC News: «Tengo muchas cosas que decirle a mi padre, así que las anoté en un cuaderno en los últimos 10 días».

«Ahora quiero pasar un tiempo con mi padre para decirle lo que quiero decir y escuchar lo que quiero escuchar de él», agregó. El incidente se produce días después de que más de 150 personas murieran en una multitud en la capital, Seúl, la semana pasada. El país aún se encuentra en un período de duelo nacional.