Mié. Oct 27th, 2021

Tener hijos en el hogar no se trata solo de necesitan limpiar a fondo sus juguetes, pero también para luchar cada día con el caos y el desorden, entre marionetas, ropa abandonada y libros descansando en el sofá. Sin embargo, lo que muchos padres no consideran es que a menudo incluso los niños pueden participar en tareas del hogar. Desde ordenar los peluches hasta ponerse los zapatos, hay tantas tareas sencillas que incluso los más pequeños pueden hacer para ayudar en la casa.

Solo el 14% de los padres con hijos de tres a cinco años informan que los niños participan en las actividades del hogar. ¡Pecado! Cuanto antes se acerque a los niños a sus responsabilidades, antes madurarán y podrán tomar decisiones con confianza y autonomía.

¿No está seguro de cómo y cuándo introducir las tareas del hogar en la vida diaria de sus hijos? A continuación se ofrecen algunos consejos útiles para evitar que la descendencia se acostumbre al caos y, por el contrario, aprendes – jugando – a mantener el orden! Y no olvides: Una vez que haya terminado de ordenar, puede dejar la limpieza a los socios de Helpling.!

Regla número uno: ¡eres el modelo más importante!

¿Cómo puedes esperar que tu hijo aprenda a ser ordenado si eres el primero en dejar la mesa llena de platos sucios después de la cena o dejar la ropa para lavar en el piso del dormitorio?? La mejor manera de enseñar a los niños es dar un buen ejemplo también en esta área. en la vida diaria. Tan pronto como tengan la oportunidad, comenzarán a imitarte. También porque, incluso si no quieren admitirlo, comportarse como los «adultos» siempre es algo que los enorgullece.

Incluso para los más pequeños, ¡la organización ante todo!

¿Por enésima vez has pisado alguna de las innumerables piezas de lego abandonadas por la casa? ¡No te preocupes, no eres el único que está luchando con montones de juguetes por todo el suelo! Los niños necesitan reglas y estructura para aprender a mantener el orden: el primer paso puede ser acostumbrarlos al orden de una manera lúdica. Por ejemplo, pueden elegir juntos dónde está la «casa» de su peluche favorito o agrupar los carros de juguete por colores y ponerlos en diferentes cajas. De este modo Les resultará más fácil recordar dónde deben guardar todo. Antes de ir a dormir.

Con niños, todo a su tiempo

Hay que tener mucho cuidado al darles tareas a los niños: cada edad tiene sus propias actividades. Por ejemplo, los pequeños pueden ayudar recoger y doblar los calcetines limpios, organizándolos por color. Cuando empiezan a ir a la escuela, pueden hacerse cargo de tareas más importantes, como hacer la cama Y mantén tu escritorio limpio y ordenado. A medida que envejecen, comparta con ellos las decisiones que afectan el hogar y la familia. Llévalos contigo para hacer las compras, involucrándolos en la redacción de la lista o en la elección de qué comprar, y luego obtener ayuda para cocinar la cena.

Todo viene con el aprendizaje

Si hay algo que es seguro acerca de nuestros hijos, es que ¡siempre parecen crecer demasiado rápido! Sin seguir adelante, claro, ya antes de llegar al jardín de infancia deberían haber aprendido el concepto de orden: la chaqueta se cuelga de la percha, los zapatos se guardan en el zapatero, los juguetes se ordenan antes de irse a dormir. La mejor forma de aprender este concepto es usa el juego! Aquellos bloques de plástico o madera con diferentes formas y figuras, por ejemplo, son ideales para transmitir el concepto de «ordenar» desde una edad muy temprana. ¡El resto, entonces, vendrá por sí solo!

Viva las cajas y etiquetas para la habitación de los niños

La organización parte de una habitación limpia y funcional: intenta dejar un rincón en la habitación de tus hijos con diferentes cajas, donde puedas guardar los juguetes según el tipo. Puedes usar etiquetas adhesivas para organizar las diferentes cajas: uno para coches de juguete, uno para muñecas de trapo, uno para muñecas Barbie. También puede nombrar las distintas partes de la habitación, como lo hacen en la guardería. Por un lado elRincón de lectura, acogedor y tranquilo, al otro lado el «patio de juegos“, Dedicado únicamente al entretenimiento. Con estos pequeños trucos, los niños siempre sabrán a qué parte pertenecen los diferentes objetos de la habitación y les será más fácil colocarlos en el lugar adecuado. Recuerda también asegurarte que las cajas en las que guardas los juguetes sean lo suficientemente ligeras, para que los más pequeños puedan moverlos sin demasiado esfuerzo y sobre todo sin lastimarse!

¡4 consejos infalibles para adultos que quieren ayudar a los más pequeños!

  • Las instrucciones deben ser claras. «¡Limpia tu habitación, por favor!» seguro que no tendrá los resultados deseados. Tienes que ser muy específico cuando pides que se haga algo, por ejemplo: «¿Podrías poner los ositos de peluche en su caja?». Cuanto mayor es la demanda concreto y fácil de percibir, más también será más fácil de realizar.
  • El orden está bien, pero no «aprisione» la creatividad de sus hijos. Algunos juguetes se pueden dejar «en exhibición», así como algunas de sus «obras de arte». No olvides dejar un rincón de la casa donde puedas colgar sus dibujos..
  • No seas pedante. Demasiada precisión no ayudará a los niños a comprender las reglas y seguirlas.. El objetivo es mantener la casa lo más ordenada posible: no sea tan estricto con los niños como lo sería con un colega o alguien que trabaja para usted.
  • La repetición ayuda. Cree rituales o acciones diarias que le ayudarán tanto a usted como a los niños. ¿Un ejemplo? Ordene siempre sus juguetes antes de comer: ¡esto le facilitará el respeto de las reglas!

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *